divendres, 14 de maig de 2021

XIV

 



Octubre, un juguete nuevo con el barniz del verano.

Era tu primer día en el instituto.

Al terminar las clases donde uno a uno

se habían presentado los docentes,

acompañaste tu amigo Marc a buscar el autobús.

Salisteis por la puerta principal,

os acompañaba la alegría ingenua de los doce años.

Unos individuos se te acercaron

y te preguntaron sin ninguna muestra de indolencia

si eres el hermano de Bernat,

confiado, contestaste que sí.

De repente el cielo se cubrió de nubes grises

y una tormenta de golpes e insultos

te cayó encima dejándote abatido y perplejo.

Ante la barbarie te sentiste el hombre más solo de la tierra.

Se te podía leer la desolación en tus ojos negros.

Lleno de cólera, intenté remediarlo.

Lleno de amor, intenté curarte las heridas.